FAAD

Tiestos

Como ya saben ustedes, a mÍ los refranes y los dichos me vuelven loco, pero loco, y eso que no me acuerdo de la mayorÍa, que los repito a mi manera, aunque intento que sigan diciendo lo que quieren decir, o lo que yo creo que quieren decir, que no serÁ siempre lo mismo, imagino. Que ya saben ustedes que yo de estudios ando regular y seguro que me equivoco mÁs de la cuenta.
Pero aunque no haya estudiado, apenas, las cuatro reglas y a escribir sin faltas, eso sÍ, que no tengo ni una, y eso no lo puede decir todo el mundo, que por lo visto hasta en las universidades se escribe muy malamente, segÚn me han contado. Pero vuelvo a los refranes, que me lÍo y ya no sÉ por donde acabo. A mÍ uno que me encanta es aquel que dice aquello de que es fÁcil ser marinero con el verano y luego es mÁs complicado o algo asÍ, y anda que no lleva razÓn, pero tela. Y esto se me vino a la cabeza cuando el otro dÍa estuve con Soraya en el patio de unas amigas suyas en la calle Parras, y estaban dale que te pego con los tiestos de las paredes, que si pintando los mÁs viejos, que si reparando o cambiando algunos, que si cortando ramitas secas y asÍ con todos los perejiles que requieren las mejores macetas para huerto urbano, que son mÁs de los que imaginamos. Y que cuando son por docenas, como en nuestros Patios, que yo creo que en la mayorÍa pasan del centenar, estamos hablando de una cosa seria, la mar de entretenida, que no todo el mundo es capaz de hacer. Que yo, al menos, no me veo con la lata y la caÑa regando y regando maceta tras maceta, que me mareo solo de pensar en tantos tiestos.
Y me acordÉ del refrÁn porque cuando llega mayo y vemos los Patios algunos se creerÁn que eso es por arte de magia, como si no tuviera esfuerzo, como si no le supusiera mucho a la gente que aÚn sigue viviendo ahÍ. Y eso no es que sea un trabajo, es que es un trabajazo, pero de los grandes, y encima no estÁ pagado como debiera, ya lo digo yo. Pero es que si uno se para a pensarlo, todas las cosas buenas y bonitas de la vida requieren de esfuerzo, de mucho la mayorÍa, y es que todo lo fÁcil suele ser feo y malo. Piense usted en una buena casa, en un cuadro, en una buena comida o hasta en un buen gol. Los buenos, los buenos de verdad, cuestan mucho trabajo y llegar a hacerlos es porque antes se ha trabajado mucho. En fin, que hoy me salido esto, que a lo mejor yo deberÍa ser el primero en tomar nota, como se dice. Y es que con empeÑo, casi todo se consigue, pero hay que ponerse, claro.